lunes, 14 de abril de 2008

Un libro inquietante

Personajes al borde del abismo, gente que lucha a brazo partido con sus problemas, seres que se dirigen dulcemente hacia la deriva… todo eso y mucho más son “Trescientos días de sol”, del escritor aragonés Ismael Grasa. Son personas corrientes, como tú y como yo, que no pierden nunca la esperanza y que están a la espera de que algo suceda, aun a sabiendas de que no va a suceder. Escrito en un tono seco, desprovisto de artificio, con sencillez y realismo. El vecino del tercero, tu prima, el conductor del autobús, tú y yo somos el que ansía clavar un cuchillo a alguien en un momento determinado y somos también el que ve sus lágrimas mezclarse con las gotas de agua bajo la alcachofa en la ducha. Y eso inquieta.

En una entrevista, cuando le preguntan qué le llevó a escribir, Ismael Grasa dice:
“Pasan los años y uno no tiene una respuesta para eso. Supongo que leer, y el deseo de hacer algo parecido. Es verdad que uno empieza a escribir porque conoce a escritores. Empezar a escribir no es fácil, y yo compartí pisos con amigos escritores que me animaron a escribir.
La literatura tiene algo de contagioso. Lleva fama de ser solitaria, y es necesaria cierta dosis de soledad, pero la realidad es que tiene bastante que ver con el hecho de relacionarse con otras personas que leen y escriben.
Como muchos, yo empecé con concursos. Después mandé una novela a una editorial, salió publicada y ya no volví a presentarme a ningún concurso.
Y de pronto uno es escritor. Duermes y a la mañana siguiente eres escritor, hagas lo que hagas”.

6 comentarios:

Rutinaldo C. dijo...

It seems it's truly a very good book. I hope I can read it. Maybe this way I can compare its ideas with my life, which is, I'd say... a hundred per cent reality.
Lets dream!

Ricardo Baticón dijo...

Adela, está guay que nos recomiendes libros así de interesantes. “Trescientos días de sol” tiene buena pinta porque habla de personajes de la calle, de carne y hueso, vidas cotidianas... y a mí son los que más me gustan, personajes que me pueda identificar con ellos. Porque historias de fantasías, dragones, hobbits... me encantan para el cine pero no para leer... no me lo creo.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Dime una dirección de e-mail donde escribirte, Adela. Tengo una información para ti.
Mi e-mail es; janaru@gmail.com

Raúl dijo...

Hola Adela, Acabo de leer tu comentario sobre Carver en mi blog.

Curiosamente, la entrevista que citas la realicé yo junto con un compañero periodista; la cita la habrás sacado de su blog, undivanparalaconversación.blogia.com

Como trabajo de fin de máster de periodismo, presentamos un número cero de una revista literaria, y entrevistamos a Ismael Grasa.

Es un tipo muy majo; por su libro de relatos ganó el premio Ojo Crítico; se lo merece.

manuespada dijo...

Hace tiempo que tengo ganas de hacerme con este libro, me pasaré la semana que viene por la librería. Menuda caña le metes a la SGAE, jaja.

Puzzle dijo...

a mí me encantó ese libro de relatos. No había leído nada de Ismael Grasa y me fascinó.

Saludos y gracias por la visita.