viernes, 15 de febrero de 2008

Grandes firmas contra el canon (III): Andrés Aberasturi

"Hace unos días, con motivo del polémico canon que presupone que todos los que compramos cualquier aparato relacionado con las nuevas tecnologías vamos a delinquir más pronto que tarde y por eso nos multan por adelantado, decía un líder socialista que había que proteger a los artistas que eran lo más destacado o lo más importante o lo mejor de nuestra sociedad. Un disparate. Y no porque un creador no sea importante, que lo es, sino por la jerarquización absurda de las dedicaciones; si hay que proteger a los creadores, qué decir del medico capaz de cambiar un corazón por otro, o del fontanero cuando se inunda nuestra casa, o del bombero o del... Un creador es lo que es y resulta tan necesario como cualquier trabajador de forma que considerarlo un especie a proteger, me parece del todo exagerado. Y eso hablando de que los creadores o artistas o como se les quiera llamar, se merezcan realmente semejante título.Los políticos siempre ha sido pintorescos en su relación con los intelectuales y los artistas: o los descabalgan negándoles el pan y la sal o se quedan boquiabiertos con un papanatismo casi infantil. Pero una cosa es proteger a los "creadores" y otra desprotegerme a mí.
Soy socio de la SGAE, pero estoy contra el canon. Me da igual que sea mucho o poco lo que me van a cobrar de más por comprarme un móvil o un CD virgen. Lo que no aguanto es la idea misma que justifica el canon, la idea perversa de que voy a delinquir. Lo dije cuando el canon de las fotocopias y lo vuelvo a repetir ahora: o estamos en una estado donde la inocencia no hay que demostrarla o es imposible que el canon sea constitucional. La idea es tan absurda que no entiendo cómo se ha llevado a la practica y convertido en ley. Creo que alguien va a llevarlo a tribunal que deberá decidir; si el Constitucional lo aprueba, yo me doy de baja como ciudadano".

6 comentarios:

Juan Carlos dijo...

muy buen post adela, esto del canon desde mi punto de vista se podria llamar asegurar la fiesta a aquel que no sabe guardar un poquito de pasta para mañana,
podrian ya puestos a imponer, imponernos un canon sobre por ejemplo alimentos y este distribuirse entre pensionistas que cobren 400 euros o menos.
claro esta que para que si esos viejecitos con 400 eurillos van sobraos.

Antonio Valdés dijo...

Este periodista es de los más sensatos e independientes que conozco; no como otros (Gabilondo, Losantos...) auténticos talibanes de sus respectivas causas...

Anónimo dijo...

Mira Adela, estoy harto de tu trolleo por todas las páginas. Es indecente tu actitud y probablemente denunciable.
Tu comentario mentiroso en La Verdad es la gota que colma el vaso. ¡Basta Ya¡

Ana Mínguez dijo...

Comentarios como el de arriba me parecen repugnantes. ¿A qué viene insultar gratuitamente a esta chica? Si al menos dieras la cara... Seguro que eres de los que comulgan con el dichoso canon y no te queda más remedio que agredir verbalmente a quienes no pensamos como tú.

Javi dijo...

Enhorabuena por el trabajo, Adela. Estás consiguiendo dar todo tipo de argumentos para que les entre por la cabeza y por el corazón a unos cuantos lo carpetovetónico y demagógico que resulta este canon. Aunque siempre habrá gente que no quiera entender y se dedique a insultar...

Mithdraug dijo...

La verdad es que el canon supone un atraso en cuanto a los derechos de todos los ciudadanos de este país. De llevarse a cabo, me pregunto si después nos cobrarán por ir al servicio. Habida cuenta de la escasa calidad de muchas publicaciones y obras registradas en la SGAE, tal vez al limpiarnos tras la deposición pensarán aplicarnos el canon por haber hecho una copia de alguno de sus discos... En fin.