domingo, 10 de febrero de 2008

Los artistas agradecen a Zapatero el canon con un vídeo ensalzando sus cejas



En política los favores se pagan, y vayan si se pagan. Ahora es turno de los artistas, que le dan las gracias por el canon digital con un vídeo. En la campaña de la Plataforma de Apoyo a Zapatero, varios artistas aparecen colocándose un dedo sobre la ceja. El gesto pretende imitar la forma de las cejas del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En realidad, el gesto no remite a Zapatero sino que alude a la C del canon digital, del que muchos de ellos esperan seguir viviendo. Realmente vergonzoso.


3 comentarios:

El Cerrajero dijo...

¿Seguro que es con Z d Zejapé?

A mi me parece más que hacen el gesto de con C de Canon.

Joaquín dijo...

Bien para "cerrajero" (¿?) y Adela: vamos a ver ese gesto significa "Presidente Zapatero" en lengua de señas española. Por favor, un poquito más de cultura...si es que...idioma va, idioma viene pero nos olvidamos del idioma de las personas con necesidades especiales - esos a los que vosotros llamáis discapacitados- seguramente será porque esas personas a gente de vuesta tendencia política os es indiferente.

Cerrajero, un consejo: mira que avatares pones en tus mensajes, hombre, que el blog de Adela debe seguir pareciendo apolítico y dirigido a personas que desean encontrar un espacio neutral donde expresar sus "inquietudes sociales" (¿?) Lo vuestro es de traca...

Belén dijo...

Sin crispación ni enfados, con humor y alegría. «Defender la alegría», dicen los cantantes expropiando las palabras del gran Benedetti. ¿No van a estar alegres, si les acaban de regalar una pasta a costa del contribuyente? Y hacen con el dedito índice el ángulo del acento circunflejo, ^^, símbolo del presidente en el lenguaje de los sordomudos, sinécdoque gestual que identifica por las zejas al hombre de la mirada líquida y el discurso hueco. Los pagaches del canon bien podrían utilizar el dedo corazón, levantado al cielo, para expresar su respuesta a tan interesada invitación a respaldar a quien les impone una tasa preventiva.