sábado, 16 de febrero de 2008

Sopa boba subvencionada o libertad creativa

El canon implantado por el PSOE no es un tema secundario, ni algo que sólo nos importe a los usuarios de Internet o a los blogueros –cada vez más concienciados contra esta medida- sino que representa cómo un partido define el modelo de sociedad que desea. ¿Nos parece bien una sociedad en la que unos cuantos elegidos, miembros de una casta superior, los autodenominados “artistas”, se les otorgue la potestad de exigir dinero al resto de los individuos, supuestamente para subvencionar su trabajo y creatividad? ¿O preferimos una sociedad en la que no se hacen distingos exclusivistas ni se legisla para unos pocos “privilegiados”? ¿Queremos una cultura oficial subvencionada con el dinero de todos o es más sensato que quienes trabajan bien cobren en función de su valía? ¿Sopa boba “canonizada” para los artistas mediocres o libertad para crear cultura sin cortapisas ni prebendas? Este es el modelo de sociedad que está en juego el 9M.

9 comentarios:

Luisa Aniorte dijo...

Me parece muy claro y lo escribes muy bien. Yo añadiría que siempre ha habido grandes y excelentes pintores, escritores, cantantes, cineastas, sin que ningún colectivo minoritario impusiera un canon a todos los ciudadanos. ¡Y encima se cabrean porque nos quejamos!

Javier dijo...

Genial, Adela. Te linkeo en mi blog. Besos

Joaquín dijo...

Hola, Adela. Bueno, espero que me permitas un consejillo: eso de tener un blog supuestamente apolítico para luego introducir de manera más o menos sutil cuestiones de interés o muy en boga con un tufillo partidista difícil de ocultar. Si es que al final te terminan descubriendo; de verdad, ser socialista no es sinónimo de tonto, te lo aseguro.

Todo esto venía al hecho de que junto a este consejillo voy a emplear mi tiempo y energías en decirte que no se puede uno pasear por un blog de carácter político y acusar de asesino a un hombre respetable llamándolo "Doctor Muerte" para luego, con un tono conciliador, decirle a otra persona que según crees tiene acceso a VIPS -lo que hay que leer,ja,ja,ja- que sólo estás contra el canon digital y que en las elecciones pasadas votaste a Zapatero y ahora votarás en blanco.
Bien, pues esta última persona y otras muchas más ya están avisadas. Guárdate, por favor y si tienes a bien,tus maniobras de manipulación para otros que piquen.Por lo demás estamos abiertos a cualquier crítica inteligente, yo el primero, date una vuelta por mi blog a ver si amplias tus ya de por sí, al parecer, amplios horizontes. Nada más.

Joaquín

Ernesto dijo...

Pues a mí tu blog no me parece en absoluto partidista, Adela. En cuanto al derecho a opinar y decir lo que a uno no le gusta, me parece que no es patrimonio de la izquierda. Se ve que a algunos les escuece especialmente que esta chica esté dando argumentos sólidos contra un canon que de progresista y socialista tiene bien poco: salvo para enriquecer a los artistas amiguetes de la ZGAE y sacarnos los cuartos a todos, amigo Joaquín...

Café para todos dijo...

Yo no creo que sea para tanto. Al fin y al cabo todos los partidos tienen sus partidarios, valga la redundancia: el PSOE tiene a los artistas; el PP a la Conferencia Episcopal. Casi me atrevo a decir que el apoyo episcopal es más eficiente electoralmente que el de los artistas.

No obstante, hay que admitir que en parte tienes razón. Aunque al final todo responda a estrategias de marketing electoral.

Un saludo!

fernando dijo...

una mediada injusta y sectaria del PSOE. Un abrazo

Anna dijo...

Zapatero da el canon a los artistas, y los artistas dan (y piden) el voto a Zapatero. Irreprochable, nada que objetar, la política es un juego de favores mutuos, quid pro quo. Pero que nadie se extrañe si ese juego se extiende a otros sectores. Por ejemplo: Zapatero hace pagar el canon digital a los internautas y consumidores, y los internautas y consumidores, que por cierto son bastantes más que los artistas, hacemos pagar nuestro canon electoral a Zapatero. Quid pro quo.

Ciberwoman dijo...

Me ha hecho gracia el dibujo del post y me ha dado que pensar. Yo, como otras muchas escritoras de blogs, suelo cada día guardar una copia de lo que escribo en mi ordenador. Son mis ideas, mis reflexiones, mi creatividad, al fin y al cabo mis cosas. Sin embargo, tal vez no sean tan mías como creo, ya que cada vez que utilizo el disco duro de mi ordenador, que viene a ser una ampliación de mi memoria real, alguien – no sabemos ni porque, ni para qué- se va a embolsar unos euros por todo aquello que acabo de escribir. A grandes rasgos, esta es una de las consecuencias del canon digital sobre la copia privada. Claro que todo es empezar, a lo peor, dentro de unos años, llega alguna mente preclara y también me cobra por memorizar, en mi cerebro, todo aquello que recuerdo.

Carlos Soler dijo...

Estoy de acuerdo con Joaquin.

Un voto por una única causa, me parece hacerle un favor a la oposición. Si realmente tu blog es apolítico volveré.

Yo también digo no al canon. Por cierto la viñeta es genial. ¡Si cantas en un coro puede salir cara la broma! Un saludo, seguire tus pasos. ;-) Nos leemos.