jueves, 14 de febrero de 2008

Todos somos delincuentes: hipocresía de la ZGAE

El “canon” se basa en la presunción, que no admite prueba en contrario, de que los consumidores y adquirentes de equipos y medios gravados por la compensación deben pagar a los “autores” por las copias digitales privadas “potenciales” de las obras almacenadas o reproducidas, además de haber pagado ya precios a dichos “autores” por las obras lícitamente adquiridas y almacenadas o reproducidas en los dispositivos gravados. Dicha presunción nos parece constitucionalmente inasumible como esquema de gravamen. Su justificación es puramente “circular” y, a lo sumo, podría admitirse si el acreedor de la compensación fuera una entidad pública, pero no cuando el acreedor es un particular que negocia y percibe precios en el mercado en relación con las mismas obras que originan su derecho al “canon”.
Este canon simplemente nos demuestra que el gobierno una vez más hace algo mal y pone buena cara. ¿Hasta cuándo tanta hipocresía? Qué casualidad que el canon digital solamente beneficia a una Zociedad que siempre ha favorecido a los amigos de ZP, el de la ceja, pero que por el contrario reciben ahora dinero de todos los españoles. El gesto "cómplice" de los pertenecientes a la Plataforma de Artistas ZAPATERILES consiste en arquear un dedo imitando a la ceja angulosa de ZP ......., ¡No se equivoquen! .., ¡No es verdad!...., En realidad..... ¡¡¡¡ imitan el parche del pirata Morgan en sus abordajes a los barcos de la Corona !!!!
Enhorabuena a todos los lumbreras que nos meten a la gente de bien en el saco de la delincuencia y piratería, y nos obligan a pagar por delitos que no cometemos.

1 comentario:

Amigo de la libertas dijo...

No sé por qué te extrañas: en este país todo funciona así: es cuestión de enchufes, cuotas de poder, amiguetes y amigismo. Los estómagos agradecidos siempre favorecen al poder. ¡Viva la revolución!